Juguetes interactivos

Son juguetes con los que el perro o gato interactúa sin necesidad de que el propietario esté presente o participe. Su mecanismo, normalmente, hace que el animal tenga que ingeniárselas para conseguir la comida, que previamente ha sido introducida en el juguete. Aunque existen algunos en los que, por ejemplo el gato caza algo que se mueve constantemente...

Cuando dejamos al animal sin vigilancia (aunque primero debemos probarlo en nuestra presencia), debemos asegurarnos de que sean de un material resistente o, en todo caso, no haga daño a nuestro amigo si se deshace. Si lo que queremos es trabajar que nuestro perro o gato sea más independiente,  pero estando nosotros presentes, tenemos más posibilidades.





También se pueden  utilizar este tipo de juguetes  participando nosotros junto con nuestro perro o gato. Muy útil para trabajar el autocontrol de nuestro amigo, además de reforzar  el  vínculo y órdenes como “quieto”.

Estos juguetes además de proporcionar una  estimulación mental, que ayuda en el trabajo de conductas indeseadas, hace que se cansen, pero realizando ejercicio mental, en lugar de físico, que en ocasiones es recomendable. La dificultad de estos juegos ha de ir en aumento de manera progresiva.

A pesar de que dar la comida en un bol a nuestro perro tiene algunas ventajas. Lo cierto es que tanto perros como gatos pasarían, si pudieran, gran parte de su tiempo buscando alimento, y este comportamiento forma parte de su conducta natural y necesaria. Una manera de proporcionarle más ratos de “búsqueda de alimento” en casa es proporcionarle estos  juguetes.

 

Comments