Cómo habituar a tu animal al permanecer en un transportín

Debemos colocar la jaula en un sitio donde podamos estar bastante tiempo.

En un principio dejaremos la jaula abierta para que sea él, si quiere, el que entre a tumbarse. Para favorecer eso pondremos un lugar mullido dentro (su cama, una manta…) y retiraremos las otras  opciones de tumbarse en algo mullido (será más fácil en caso del perro). Le daremos algo para morder (en caso del perro, es posible que prefiera morderlo allí refugiado). A un gato puede gustarle más si colocamos el transportín en alto en un sitio estable.

Para favorecer que entre por su propio pie hay algunas cosas con las que podemos ayudar. Cerrar el transportín y deja unos premios dentro,  al abrir la puerta entrará con más ganas. Por otro lado a lo largo del día tira unos cuantos premios dentro para que vaya entrando a cogerlos. 

Ata algún juguete interactivo/hueso, de modo que para morderlo tenga que permanecer dentro.

Ponle su plato de comida al final del transportín/jaula.

Enseñarle a entrar y salir.




Mientras esté entretenido con el hueso…empezaremos a cerrarlo unos minutos y abrirle antes de que quiera salir él. Si en algún momento quiere salir se le  ignora. Esperaremos a que se calle /calme un instante, para abrirle. Una vez tolere quedarse cerrado aumentaremos ese tiempo  progresivamente (introduciendo en medio periodos más cortos).

Le ignoraremos mientras permanece allí dentro, y también cuando le dejemos salir. 


 Cuando tolere el paso anterior, a  ratos saldremos de la habitación y  volveremos pronto (también aquí  aumentaremos los tiempos de  quedarse  solo introduciendo periodos más  pequeños). En este punto, si hay más  de una  persona en casa,  puede una  marcharse  y la otra permanecer en la  habitación,  dándole seguridad, a la  vez que  va tolerando que una persona  abandona la habitación.

 

 *Si lo que queremos es habituarlo a  quedarse en otra habitación actuaremos  de manera parecida. Estaremos con él,  pero sin hacerle caso, dentro de  la  habitación. La puerta estará cerrada,  mientras le daremos algo para morder o  para que juegue con algún juguete  interactivo e iremos saliendo a ratos  sin decirle nada al salir ni al  volver. 

 

Comments